Curso de Iridología

Curso de Iridología

¿QUÉ ES LA IRIDOLOGÍA?

La Iridología es el arte del análisis del iris. El iris está conectado con el cerebro a través del hipotálamo y puede dar lecturas naturopáticas de las condiciones de los tejidos en varias partes del cuerpo.

Con entrenamiento y práctica es posible leer signos que son indicadores de influencias bioquímicas, emocionales y medioambientales y que son difíciles de determinar por otros métodos.

Podemos por tanto hacer una interpretación de la salud (e incluso la personalidad) examinando de cerca los ojos, usando una iluminación apropiada y una lupa de aumento.

La relación cercana entre la iridología naturopática como herramienta de diagnóstico y la nutrición terapéutica y otras disciplinas naturopáticas continua y se va estrechando cada vez más.

Hoy en día la Iridología puede hacer una inmensa contribución a las terapias complementarias y gracias a nuestra maravillosa colección de fotografías digitales el proceso de aprendizaje puede ser una experiencia profunda y estimulante.

Enseñamos Iridología de manera independiente a otros temas y cualquiera que posea, o espere obtener, una cualificación como terapeuta en cualquier disciplina, puede inscribirse al curso. Nuestro Diploma en Iridología está reconocido por el Guild of Naturopathic Iridologists.

EJEMPLOS DE COMO PUEDE LA IRIDOLOGÍA AYUDAR A LOS TERAPEUTAS

¿Sabías que algunos rasgos del iris pueden ser tan claros que se pueden distinguir a simple vista en una situación social ordinaria?

Puedes observar desde una distancia de medio metro que una persona tiene un sistema digestivo tóxico (un anillo oscuro alrededor de la pupila).

También se puede a menudo adivinar que una persona tiene un estomago hiperactivo (un anillo estrecho y brillante muy cercano a la pupila).

Incluso saber cuando la piel está sobrecargada de toxinas de manera que las funciones excretoras de toxinas de la piel estén comprometidas (un anillo muy estrecho oscuro en el margen exterior del iris).

Puedes observar en algunas personas (más bien en casos avanzados) que sufren de un desequilibrio severo de sodio y potasio y se han expuesto a un riesgo potencial de tener acumulaciones de colesterol (el llamado anillo del sodio – un deposito en forma de nube blanca o blanquecina, normalmente bastante grueso, alrededor del margen exterior del iris).

  • Otro ejemplo es el anillo de puntos o “tofos” representado por el rosario linfático. Su mera presencia nos cuenta que el sistema linfático está perezoso. Cuando estos tofos están pigmentados sugiere que se puede estar generando una enfermedad de carácter linfático.

Usando la posición exacta de áreas reflejas en el iris contenidas en el mapa, se pueden distinguir muchas claves para el diagnóstico.

Se pueden identificar áreas de estrés y tensión al observar los anillos de estrés o anillos nerviosos.

Heridas antiguas y adhesiones se muestran como contorsiones de las fibras que normalmente son regulares. El iris nos aclara cuestiones como:

  • ¿Es el páncreas o el hígado el responsable del problema? ¿Está la hipertensión del paciente causada por un defecto o por un depósito tóxico en aquella área del cerebro que se encarga de controlar la presión sanguínea? Una de las ilustraciones más dramáticas de Jensen es una ilustración del iris de un hombre que acababa de haber sido disparado. Muestra las zonas exactas donde hay daño tisular dentro del cuerpo y la respuesta es muy rápida.

El número de ejemplos potenciales es infinito.

Los ejemplos dados son suficientes para mostrar el tipo de ayuda que la iridología puede significar para el terapeuta.

Esperamos que estos ejemplos te ayuden a decidir si quieres estudiar iridología con el Plaskett International College.

Deja un comentario